martes, 29 de agosto de 2017

In Memori de Amílcar Santiago

AL OTRO LADO DE LA PUERTA
Por Jorge Luis Paredes Arias

Amílcar Santiago dejó un legado en la comunicación social de Pueblo Llano


¡Epale Amílcar! ¿Cómo está la cosa? Qué tal todo por allá. Nosotros por acá sorprendidos con la noticia que te fuiste sin avisar. Pero así son las cosas. Lo bueno es que dejaste bastante para que tu permanencia en nosotros perdure por un buen rato, quizás hasta que nos volvamos a encontrar en el próximo destino.
Mi camino con el de Amílcar se cruzó hace mucho tiempo. Como el Pueblo Llano en el que crecimos parecía una casa grande allí nos descubrimos, en el mismo patio, y nos acercó la música y las ganas de comunicar; haciendo radio, “inventando radio”, y fue así como comenzando los 80´s creamos una ficticia radio para dar las “noticias 1.330” que quedaron en algún cassette con los personajes de ese entonces.
La casa de mano Eliodoro y Rosarito era la sede de aquella picardía. Al otro lado de la puerta de lo que era un recibidor un poco más privado pasábamos horas grabando, creando el “informativo” y su tanda publicitaria, con la única intensión de divertirnos y hacer reír a quien oyera nuestra producción; por allí debe andar ese recuerdo.
A Amílcar toda su vida le apasionó la radio. Siempre hablaba con orgullo de su pasantía en Radio Universidad, de Mérida. Su don era la palabra, con una facilidad para la improvisación ante el micrófono, por eso no dudó en acercarse a la primera emisora de Pueblo Llano, la 105.1 FM de efímera existencia allá a principios de los 90´s, para hacer radio y deleitar a sus seguidores.
De igual forma, cuando nació “La Voz de Pueblo Llano”, no perdió oportunidad y de inmediato se apersonó para tener sus programas de música y variedades, como le gustaban a él.
Pero su sueño era tener su propia radio… ¡Y lo logró! Y a través de la señal de “Frailejón” hizo realidad todo lo que soñaba; compartió música de todos los tiempos, realizó los concursos habidos y por haber, exaltó a los actores anónimos de la cultura y el quehacer de los pueblos, promovió los reclamos de las comunidades y, desde su perspectiva, llamó a las cosas por su nombre y pidió por los actos justos. Hizo de su radio una escuela y por sus micrófonos pasó algún profesional de  la comunicación pero permitió además que más de un novato se formara al otro lado de sus puertas, lo importante era que otros tuvieran la oportunidad que a él le había costado tanto conseguir.
Pero no solo era la radio. Con la aparición en la televisión local del canal cinco de Pueblo Llano, allá a finales de los 80´s, y más recientemente con “Pueblo Llano TV”, vio una oportunidad para rescatar y promover los personajes nuestros, el saber popular y el talento autóctono. Así creó, produjo y condujo “Personajes”, del cual deja grabados unos cuarenta capítulos que perpetuarán en el tiempo su propia historia y la de sus invitados.
Amílcar, amigo, hermano, eh ahí tu legado. Acá están tus padres, tu hermana, tus hijos, tu esposa; recogiendo el fruto de la semilla que regaste, reconociendo que, a pesar de los posibles errores que cometemos, pues al fin y al cabo somos humanos, son más las cosas buenas que se quedan en el recuerdo y toda esta gente que hoy se congrega a la hora del “hasta pronto final”, algo bueno tiene por decir en tu nombre y es lo importante.
Es la hora de la despedida y cada abrazo solidario para alguno de tus familiares es como un punzón que lastima la herida paro que al mismo tiempo sana, te has ido sin decir más nada, pero en el ambiente queda tu risa, tu mirada, tu picardía y todo ese saco de recuerdos buenos.
Ahora traspasas el umbral que separa lo tangible de lo etéreo; ahora, como dijo San Agustín, estás en la habitación de al lado. Ahora, al otro lado de la puerta tienes tu música y te reunirás con tus personajes ya idos a esa morada final. Guárdanos un lugar, que esta vida terrenal es tan solo una brizna y pronto ha de llegar la hora para el reencuentro eterno.
Hasta Pronto Amigo, nos despedimos como el “adiós al camino de los ladrillos amarillos”, tu canción favorita de aquella época. Hasta pronto hermano.


Pueblo Llano, 29 de agosto de 2017

sábado, 7 de noviembre de 2015

UN ROBLE HA CAÍDO



UN ROBLE HA CAÍDO
In memoriam por el sensible fallecimiento del Sr Eusebio Rondón, ocurrido el día 04 de noviembre de 2015. -Jorge Luis Paredes Arias.

Eusebio Rondón
¡Ah Caramba, mano Eusebio! Se detuvo el segundero. En el reloj de arena ésta no escurre más. La última tarde de sus ojos abiertos se vivió gris, con poca luz y un telón de boca comenzó a caer. ¿Fin de la Historia? O continuará…



Quién diría de aquel muchacho de rasgos aborigen y transitar sencillo, de carácter afable y pícaro humor, de férrea constancia y enorme paciencia; quien diría de aquel muchacho que un día la historia le reconociera como “El Roble” que fue para su pueblo natal.




Eusebio amó a Pueblo Llano y construyó su pueblo como construirse a sí mismo; se curtió de mundo y entre hieles y mieles salió adelante, según se lo propuso. Otros tiempos eran aquellos; otros climas, otras condiciones, otros juegos, otra sed, otra hambre, otros sueños… Y así creció como hombre de bien; dueño de su destino, apegado a sus convicciones, a su fe.



Se casó Eusebio y, aunque ya contaba en su haber a Ulises, con su esposa Andiolina crió su familia, formó un hogar. Allí están: Darío, Ernestina (María) Fredy, Belkis, Sócimo, Arístires, Eloisa, Doris, Diómedes, Virgilio y Javiel, además de algún ángel que ya está en el cielo. Todos dignos herederos de su moral y portadores de su legado de amor.

Eusebio acompañado  por parte de su familia y por este servidor. - Foto: Néstor Bravo



 Eusebio fue un hombre emprendedor, agricultor, comerciante y músico. Los acordes de su bandolina visitaron varias ventanas de las casas de Pueblo Llano y pueblos vecinos, despertando, en la dormida noche, algún enamorado corazón.



Su música, como su humor, siempre le acompañó y, aun en el atardecer de su existencia su débil voz y sus dedos cansados se juntaron en algunos acordes para evocar “Los Rosales” y “Preciosa Merideña” mientras un infinito pero efímero viaje en los recuerdos le transportaban a tiempos ya idos.



Perteneció Eusebio a un bosque de robles, de los que ya quedan pocos, de esos pilares firmes, indoblegables, que construyeron una familia y sostuvieron un pueblo. Por eso estas líneas. Él, al lado de sus compañeros de vida, aportaron importantes granos de arena para la construcción del Pueblo Llano de hoy y por allí van sus hijos, tras esos pasos, en procura de un pueblo mejor.



Ya ha cerrado sus ojos, su voz no se oirá más y, en una triste escena de ésta vida, hoy se ha de sembrar a la inmortalidad. No muere quien permanece latiendo en otros corazones y Eusebio en muchos de nosotros vivirá.



¡¡Hasta Siempre, noble viejo!!

¡¡Hasta siempre, Descansa en Paz!!



Pueblo Llano, 06 de Noviembre de 2015

lunes, 5 de enero de 2015

JUSTICIA ALCANZADA PARA LA LOCAINA DEL NIÑO JESUS

Cerradas con broche de oro fiestas folclóricas en Pueblo Llano
Locaina del Niño Jesús fue declarada Patrimonio Cultural
***Concejo Municipal manifestó voluntad plena para seguir respaldando las actividades culturales del municipio.
Jorge Luis Paredes CNP N° 22173
  
Locaina del Niño Jesús fue declarada Patrimonio Cultural de Pueblo Llano
Con una sesión solemne convocada por el Concejo Municipal de Pueblo Llano y las firmas correspondientes del presidente de la cámara edilicia, José Manuel Paredes Santiago y del Alcalde del Municipio, Fredis Rondón,  refrendando la ordenanza que así lo estipula, este sábado próximo pasado se declaró “Patrimonio Cultural del Municipio” a la agrupación folclórica Locaina del Niño Jesús

A la cita acudieron, además de los casi 120 integrantes de la agrupación folclórica homenajeada, otros grupos culturales como los Locos de la Candelaria de El Valle, Los Locos de la Zaragoza de Sanare, Los Locos Danzantes de Lagunillas, así como las demás manifestaciones similares existentes en Pueblo Llano y gran parte de la comunidad que se volcó a celebrar el acontecimiento.

Para el presidente del Concejo Municipal de la comunidad, José Manuel Paredes, los más de 370 años de actividad permanente de la agrupación folclórica, les hace merecedores de la justa reivindicación que se les hizo y manifestó, además, que no escatimarán esfuerzos “para seguir respaldando las actividades culturales” de la población.

Por su parte, el cronista oficial y coordinador de la Comisión Municipal de Patrimonio Histórico Cultural de esa importante localidad agrícola del estado Mérida,  Rafael Ramón Santiago, reiteró que la fecha del inicio de la Locaina del Niño Jesús se pierde en el tiempo; no obstante, la indumentaria y demás parafernalia de la cual hacen uso, dan evidentes señales de un sincretismo religioso cuyos orígenes pudieran ubicarse en tiempos de la colonia.

El capitán de “La Locaina”, Ricardo Santiago Zerpa, agradeció a las autoridades el empeño por la deferencia recibida y en un evidente acto de emoción hizo saber que seguirán poniendo su esfuerzo para seguir representando a Pueblo Llano, con el mismo orgullo como el que hasta ahora lo han hecho, en cada oportunidad que así se les presente.
  

Presidente del Consejo Municipal hizo entrega de certificado y ordenanza al Capitán de la Locaina.
Después de la sesión solemne, donde se le hizo entrega al capitán de “La Locaina” del certificado y copia de la Ordenanza Municipal que los declara Patrimonio Cultural del Municipio, la festividad se trasladó a la Plaza Bolívar donde desfilaron y actuaron los grupos folclóricos presentes ante unos tres mil espectadores quienes, henchidos de entusiasmo, no cesaron de aplaudir y lanzarles “vivas”.

La actividad culminó bien entrada la noche con el compromiso, tanto de las autoridades municipales como de la Comisión de Patrimonio Histórico y Cultural de Pueblo Llano, de seguir trabajando ahora para encaminarse a la declaratoria de La Locaina del Niño Jesús como patrimonio nacional y, por qué no, Patrimonio vivo de la Humanidad.