jueves, 20 de mayo de 2010

¿Murió Mana Enriqueta?


Mana Enriqueta Angel, ¡Quien la viera! ¡90 años a cuesta! Cuánto tiempo la vio el mundo recorrer sus caminos, dejar sus huellas; quizás sus travesuras e inquietudes propias de una niña de principio de siglo pasado, no le dejaban ver entonces lo útil que sería para tantas generaciones contemporáneas y subsiguientes. Tal vez las necesidades de otros tiempos y la curiosidad de una investigadora innata le llevó a conocer misterios que ni la ciencia actual ha podido explicar con exactitud.

Sus manos aprendieron a sobar necesitados vientres maternos, conocer de los males infantiles que curaba con sobas y brebajes, aconsejar la toma del bebedizo aquel o las propiedades de alguna planta o, de la misma manera, vigilar los movimientos lunares para aprovechar algún sortílego efecto astral.

Los ojos de aquella sabia mujer hoy se han cerrado para siempre, pero la luz de sus consejos de seguro seguirá iluminando varios caminos. Quienes le conocieron tuvieron ante sí una inédita biblioteca que hoy ha cerrado sus puertas, quien supo leer en sus libros tiene la tremenda responsabilidad de trascender en la divulgación de sus saberes.

Mana Enriqueta tomo a Pueblo Llano como su lar de vida y lecho de muerte, se convirtió en su hija y lo amó mucho más que muchos de los que allí nacimos; es por ello que, quienes estamos conscientes de su extraordinario aporte al gentilicio nuestro, hoy plegamos a los cuatro vientos las voces implorantes: ¡¡¡Que mana Enriqueta no muera!!! ¡¡¡Que viva su espíritu en su sabiduría!!! ¡¡¡Que se reparta su legado!!!

Cumplida su meta en este tiempo finito, le deseamos un ¡¡feliz viaje a la inmortalidad!!

Mérida, 20 de Mayo de 2010
11:30AM
Jorge Luis Paredes Arias

2 comentarios:

¡¡¡Saludos!!! Gracias por tu visita.. Déjanos saber que piensas de lo que has encontrado acá ¡Por favor!
Recibe Un abrazo PUEBLOLLANERO, desde el páramo Merideño