lunes, 18 de junio de 2012

UN DIA DEL PADRE MUY TRISTE PARA ALGUIEN


Hoy Comence mis pasantías de Impreso en el Diario de Los Andes
Al comenzar con mi actividad reporteril me consegui con un triste caso. Ojala alguien pueda ayudar a este padre desesperado... Eh acá la nota informativa...
****
 
A dos años de la desaparición
Padre desesperado pide ayuda para encontrar a su hijo
Jorge Luis Paredes Arias / pasante UNICA

El pasado domingo se conmemoró el día del padre, pero para el señor José Rodolfo Pérez fue un día más de tristeza y sinsabores que ninguna palabra de felicitación o regalo pudo sosegar ya que, desde hace justamente dos años, perdió uno de sus hijos sin que hasta el momento haya encontrado una respuesta que le de con certeza que es la que pudo haber ocurrido.
Héctor Julio Pérez, un joven que ahora debe tener 35 años, con una estatura de 1.85 metros, tez blanca y estudiante de arte, desapareció misteriosamente en el municipio Libertador del estado Mérida, la tarde del 17 de Junio de 2010, sin que hasta el momento hayan indicios de su ubicación o de algo que haya podido ocurrir para no saber más de él.
De acuerdo a la versión del señor Rodolfo Pérez, para el momento que se supo por última vez de su hijo, éste se había encontrado con su novia de la cual se despidió casi entrando la noche; la denuncia se interpuso ante los cuerpos de seguridad del estado pero hasta ahora ha sido infructuoso todo esfuerzo realizado para encontrar a Héctor Julio Pérez.
La desesperación del Señor Rodolfo Pérez y de su núcleo familiar les ha llevado a buscar cualquier tipo de auxilio para dar con el paradero de su hijo por lo que agradecen toda información que puede ser suministrada al teléfono 04265741130 que pueda contribuir es despejar la incógnita que les entristece desde hace ya dos años.
  A dos años de calvario para la familia Pérez tras la búsqueda de su hijo Héctor Julio

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡¡¡Saludos!!! Gracias por tu visita.. Déjanos saber que piensas de lo que has encontrado acá ¡Por favor!
Recibe Un abrazo PUEBLOLLANERO, desde el páramo Merideño